Clonar un disco duro HDD a uno SSD

HDD SSD

¿Cómo pasar la información de un disco duro HDD a un SSD?

 Para mejorar el funcionamiento de tu ordenador, como ya explicamos en un post anterior, lo mejor es optar por cambiar el disco duro HDD por uno SSD. El problema de esto está en que hay que recurrir  a la reinstalación del sistema y los programas. Para evitar todo esto y ganar tiempo, lo más recomendable es optar por la clonación del HDD en uno SSD.

 ¿Qué hace falta para clonar un disco duro?

 Antes de nada debemos hacernos con un disco SSD que sea compatible con la placa base de nuestro ordenador, así como fijarnos que como mínimo tenga la misma capacidad o tamaño que el disco antiguo HDD. En MActual tenemos una gran gama de discos sólidos para facilitarte todo el proceso.

 Además será necesario contar con un software de clonación adecuado. Normalmente y la manera más sencilla será emplear el software de particiones y copia de seguridad de tu propio ordenador.

Pasos a seguir

 Lo primero que debemos hacer es incluir, tan sólo, en el disco duro HDD el sistema, las aplicaciones y los datos que se quiera que tenga el nuevo disco SSD, para llevarse sólo lo imprescindible y lo que se necesite, mejorando así la optimización.

El siguiente paso a seguir será hacer una copia de seguridad del HDD, por lo que pudiera ocurrir, si puede ser en un disco duro externo mucho mejor.

Una vez tengamos todo esto, se debe apagar el ordenador y conectar el SSD al ordenador, ya sea instalándolo en el lugar que va a ocupar definitivamente en el ordenador o bien enchufándolo por medio del cable que trae el propio disco duro SSD.

Cuando ya tengamos instalado el disco duro, encenderemos el ordenador e iniciaremos el software de clonación. Por lo general, todos los programas de clonación son muy similares y siguen los mismos pasos: elección de la unidad de origen, la de destino, configuración de los ajustes de la clonación y arranque de la clonación.

Es importante que al llegar al paso de los ajustes de clonación se indique la forma de alinear los sectores del disco de acuerdo a la estructura del SSD, ya que no es igual a la de los HDD. Los softwares suelen traer la opción de “optimizar para SSD”.

Una vez se haya acabado la clonación, deberemos cambiar dos ajustes en el ordenador. Por eso, lo primero que se debe hacer, antes de tocar nada es reiniciar el ordenador y acceder a la BIOS antes de que el sistema arranque. Para acceder a la misma, normalmente se hace pulsando, tras el botón de encendido, las teclas F8 o F10 (Suele aparecer esta tecla en la primera pantalla una vez se enciende el ordenador).

Cuando estemos dentro de la BIOS lo primero que se debe hacer es indicar el disco duro con el que se quiere que arranque el ordenador. Esto aparece en la sección “orden de arranque” o “boot order” y marcaremos el disco SSD como el predeterminado.

Nos queda terminar

Y para finalizar, todo este proceso, antes de salir de la BIOS deberemos fijarnos en que el disco tenga activado el modo AHCI, para poder usar las características avanzadas de los SSD. Esta configuración, por lo general, suele venir en los ajustes avanzados, en la sección de almacenamiento.

Cuando tengamos todo esto hecho, se puede salir de la página guardando los cambios y reiniciando de nuevo el ordenador. Si se han seguido estos pasos, una vez arranque el ordenador no debería haber ningún problema y ya estaría funcionando el ordenador con el disco duro SSD.

 

Entra en MActual para acceder al catálogo de nuestros Discos SSD

Para ver conocer más de los SSD y acceder a  otros artículos del blog

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *