Los ordenadores AIO. ¿Qué son y cómo elegirlos?

AIO ordenadores

¿Merecen la pena los ordenadores All in One?

Los ordenadores All in One (AIO) o “Todo en uno”  son una opción que muchos usuarios se están planteando en los últimos tiempos. Un atractivo diseño, una reducción de cables o una gran pantalla son algunas de las ventajas y puntos fuertes que hacen a la gente considerarlos un producto muy atractivo.

Diferencias entre los AIO y los portátiles

Lo que suele hacer que una persona se decida por comprarse un portátil es la capacidad de poderlo transportar de un lado a otro, pero la realidad, es que la  mayoría de las veces el portátil termina por emplearse en el puesto de trabajo como un ordenador fijo de sobremesa, ya sea en la oficina o en casa, y de ahí no se mueve. Si a esto le sumamos que la mayoría de la gente ya emplea el móvil o la Tablet como dispositivos multiusos nos encontramos que el portátil si bien sigue siendo un dispositivo necesario, es tamnbién cierto que va perdiendo algo de terreno en favor de los smartphones y otros elementos de movilidad.

Teniendo en cuenta todo esto, una de las mayores diferencias la encontramos en el tamaño de la pantalla. Los portátiles suelen tener una pantalla de 15,6 pulgadas, un tamaño pequeño al que los usuarios, hoy en día, están acostumbrados a usar en los ordenadores de sobremesa.

Qué tener en cuenta para elegir un AIO

Como hemos comentado anteriormente, el tamaño de la pantalla sí que importa. En este tipo de ordenadores oscilan entre las 21 pulgadas de los más pequeños y los más grandes de 34 pulgadas. Todos ellos como mínimo deberían tener una resolución de 1980×1080 y un formato 16:9.

Otro aspecto a tener en cuenta es la elección de un diseño adecuado para las necesidades de cada usuario. Para ello, hay que saber que las opciones más cómodas es que los periféricos estén situados en el pie del ordenador o en los laterales y no tanto en la parte trasera de la misma.

Teniendo en cuenta los periféricos, y para que una de las ventajas de estos ordenadores (el escaso cableado) sea efectivo, lo ideal es que acompañemos a estos ordenadores de teclado y ratón inalámbricos.

Las pantallas, de estos equipos, suelen venir con un pie fijo que lo eleva, pero también hay modelos que llevan un tipo de soporte “desplegable” que permite usar la pantalla al modo tradicional o también dejarlo plano en la mesa en modo Tablet.

Todo el hardware

Una vez tengamos claro las necesidades de “diseño” de nuestro AIO, tenemos que fijarnos en el hardware, el procesador, la memoria y la tarjeta gráfica que llevan instalados.

Aquí no difieren en nada de los ordenadores habituales, portátiles o sobremesa, dependerá de lo que queramos y el presupuesto del que dispongamos para optar a una gama u otra, ya que estos ordenadores, por lo general, traen un hardware muy similar al que llevan hoy en día los portátiles, la memoria y disco duro pueden ser ampliados en cualquier momento.

Ante cualquier duda o ampliación de información sobre estos ordenadores puedes ponerte en contacto con MActual y encantados te ayudaremos con la mejor elección.

Entra en MActual para acceder a los ordenadores AIO

Para acceder a otros artículos del blog

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *