Atención a la “basura” electrónica

basura electronica

Es bien sabido que los avances tecnológicos y la mayor eficiencia de los aparatos electrónicos que se fabrican en la actualidad, hacen que muchos de ellos sean sustituidos buscando una mejora en las prestaciones y un menor consumo de energía, entre otras razones. También hay que tener en cuenta que se fabrican productos cada vez más asequibles lo que facilita ese cambio. Mientras hace años un electrodoméstico se hacía durar lo más posible y se reparaba las veces que fuera necesario, hoy en día la amplia oferta existente hace que la vida útil de estos aparatos sea más breve ya que en muchos casos se opta por cambiarlo antes que por su reparación. Esto, que parece conveniente al mercado y la economía, tiene también sus claroscuros. Aquí nos referiremos exclusivamente a los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que todos estos cambios generan.

Muy probablemente muchos de nosotros no nos paramos a pensar qué ocurre con los aparatos electrónicos que desechamos. Sin embargo para muchos especialistas, organismos y entidades esos residuos llevan camino de convertirse en un problema global, cuya solución ha de pasar necesariamente y en primer término por la concienciación de los usuarios. Tengamos en cuenta que en nuestro país se genera alrededor de un millón de toneladas de basura electrónica  anualmente y las previsiones apuntan a que esa cifra va a ir aumentando; un estudio de la Comisión de Residuos Electrónicos de la Oficina Internacional del Reciclaje (BIR) señala que España producirá 25% más de basura electrónica en el plazo de siete años.

Existen diversos medios para el reciclaje de estos residuos. Los propios usuarios pueden depositar en los puntos limpios  y en los almacenes de las propias empresas distribuidoras. Por otra parte los comercios están obligados a aceptar los pequeños electrodomésticos que les entreguen los clientas. Hemos de confiar que cuando nos traen a casa un electrodoméstico y retiran el usado éste siga el camino correcto para su reciclaje. Existen en España un número importante se empresas que se dedican al reciclaje de estos residuos, pero también es cierto que existen actividades fraudulentas en dicha gestión que deberían ser corregidas.

De otra parte, una eficiente gestión de reciclaje ayuda a fomentar la economía circular, generando materias primas que pueden ser reutilizadas.

Los expertos señalan que la basura electrónica está creciendo en el mundo en tasas superiores a los demás residuos urbanos. De ahí la importancia de “ponernos las pilas” en este tema.

Entra en MActual para ver todos nuestros productos

Para acceder a otros artículos del blog

 

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *