La tecnología de audio 8D: El fenómeno viral del momento

tecnología 8D

Es muy probable que en los últimos días hayas visto más de una vez en el timeline de tus redes sociales o incluso que te haya llegado por Whatsapp algún mensaje con música o audios en 8D. Este fenómeno que se ha convertido en viral en las últimas semanas, suele ir acompañado de un texto que asegura que “la tecnología 8D es completamente una experiencia, donde la música se escucha desde tu cabeza y no con tus oídos”.

Sinceramente, la primera vez que lo vimos nos llamó mucho la atención… y por eso sin perder más tiempo nos pusimos los auriculares y le dimos al play. Sin querer ofender a nadie, y sin ser expertos en la materia del mundo musical, la sensación fue “¿pero y qué tiene de novedoso esto?… Es cierto que el sonido quizá es más nítido, de buena calidad, envolvente, etc… pero de ahí a ser algo revolucionario no lo tengo tan claro”.

¿Qué es la tecnología 8D?

De esta experiencia y viendo el revuelo que ha surgido con esta tecnología quisimos indagar un poco sobre esta tecnología 8D y traer la información a este post. Al parecer esta tecnología ya existía desde hace años, pero hasta ahora no se había puesto de moda.

Fue en los años 80 cuando se desarrolló este tipo de sonido y se trata de un formato de audio que busca simular la realidad a través del uso de los auriculares, de tal manera que por medio de una manipulación de las ondas auditivas se consigue que el sonido aparentemente llegue desde distintos puntos. Con esto el cerebro se crea una realidad que hace que oigamos la música como una experiencia única.

En la actualidad, ya hay muchos cantantes y grupos de música que tienen canciones creadas en formato 8D. Pink Floyd, Beyoncé o ColdPlay ya se han sumado a esta moda. Pero, cuidado con lo que está circulando por la red como 8D, porque en la mayoría de los casos es una “farsa”. ¡Qué no te den gato por liebre!

 

Entra en Mactual para ver nuestro catálogo de productos de música

Para acceder a otros artículos del blog

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *