Niños y tecnología. ¿Cómo proteger a tus hijos?

hijos tecnología

En una época donde estamos conectados a Internet prácticamente las 24 horas del día y los niños, desde edades muy tempranas, están expuestos y conectados desde bebes por medio de los vídeos de Youtube, juegos en el móvil, etc. Se abre un gran debate, ¿cómo proteger a nuestros hijos de este mundo tan “complicado” de Internet?

El sentido común nos dice que la clave, como todo en esta vida, está en la educación y saber transmitir a los más pequeños lo que está bien y lo que está mal y sepan sacarle el lado bueno a la tecnología. Por tanto, hay que evitar espiarles pero sí que es bueno controlar que se expongan a contenidos inapropiados o peligrosos.

En la actualidad hay un gran número de programas y aplicaciones que permiten bloquear o limitar el acceso a Internet para los más pequeños, pero aun así si sigues una serie de pautas o sencillos pasos podrás conseguir que tus hijos interaccionen con Internet de una manera saludable.

¿Cómo proteger a tus hijos de Internet?

Lo primero de todo es evitar meterles un miedo innecesario. No es conveniente prohibirles que usen la tecnología, porque todos hemos sido cocineros antes que frailes y sabemos que antes o después acabarán usando el Internet. Por eso, la prohibición no es la solución. Es importante educarles y que aprendan a usarlo contigo y saber lo que está bien y está mal en el mundo de la red.

Otro aspecto a tener en cuenta son las cámaras web. Igual que muchos de los adultos tienen tapadas su cámara web del portátil, para evitar que puedan acceder a la misma desde fuera sin nuestro consentimiento; si tenemos a niños usando estos dispositivos debemos ser mucho más precavidos. Por tanto, debería ser conveniente tenerla desconectada para evitar algún disgusto.

Un aspecto muy importante, que suele ser un fallo más que común y en el que no debes incurrir nunca, es en pensar que tus hijos por el mero hecho de ser nativos digitales son más conocedores de la tecnología que tú, porque quizá en el manejo lo puedan ser pero no en la experiencia y en saber cómo actuar con la misma. Acompáñalos y comparte tiempo con ellos, ambos podéis aprender los unos de los otros.

Además hay dos puntos importantes que recaen en la confianza y el dialogo que debe existir entre hijos y padres. Llegadas a ciertas edades es muy importante sentarse con nuestros hijos para tratar con naturalidad y hablar abiertamente de los problemas que se pueden encontrar navegando por Internet, así como de la existencia del acoso cibernético… Mal que nos pese, éste último es más común de lo que nos podemos pensar y está a la orden del día. Por eso es importantísimo que les des una gran seguridad a tus hijos y la confianza suficiente para que ante el más mínimo atisbo del problema, te lo cuenten sin ningún tipo de reparo porque tú les ayudarás a resolver este problema.

También, en la medida de lo posible, es bueno, no como medida de “espionaje” pero si para poder llevar un cierto control  de por dónde se mueven es hacerte de una forma sana y natural amigo de tus hijos en redes sociales. De esta manera, sin necesidad de espiarles más de la cuenta podrás llevar un cierto control de con quién hablan, sus amigos, lo que publican…

Y para finalizar, otro punto importante de control es crear distintos usuarios de acceso, con distintas sesiones por cada miembro de la familia. Así podrás acceder de una forma más sencilla y hacerle seguimiento de cuándo y cómo cada miembro usa el ordenador. Y por último y más importante es bloquear sitios web ofensivos de forma personalizada para adaptarse a cada caso.

Entra en Mactual para ver nuestro catálogo de productos

Para acceder a otros artículos del blog

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *