Consejos para comprar TV en 2019

Tv2019

Veremos algunas de las cuestiones que más nos pueden complicar la elección del equipo adecuado.

 

Elección TV 2019, cada vez más complicada…Teniendo en cuenta que hoy por hoy no hay duda que la tecnología principal para comprar una nueva pantalla de TV para el hogar debe ser de tecnología LED (y sus variante OLED, QLED, etc.). Analizaremos algunas terminologías y tecnologías que nos pueden confundir en la elección.

Tamaño de pantalla: Encontrar el mejor sitio

Ya sea que esté buscando una TV básica o de alto rendimiento, el factor más importante en su decisión será probablemente el tamaño de la pantalla. Considere cuántas personas de su familia suelen ver la televisión a la vez y dónde va a poner su nuevo equipo. A continuación, elija el tamaño de pantalla más grande que se ajuste cómodamente a ese espacio – y su presupuesto. La media a día de hoy, teniendo en cuenta el precio, el rendimiento y la típica sala de estar, es entre 55 y 65 pulgadas. Como por ejemplo, esta HiSense 4K de 65 pulgadas con UHD y HDR, mejor calidad/precio imposible.

Hisense TV
Hisense UHD 4K HDR por sólo 639€!

El tamaño de la pantalla también depende de qué tan cerca se sienta al televisor. Básicamente, si puedes ver los píxeles individuales de la pantalla, estás demasiado cerca.Una buena regla general es que debe sentarse a una distancia de la TV que es tres veces más que la altura de la pantalla para HD y sólo 1,5 veces la altura de la pantalla de 4K Ultra HD. En otras palabras, puede sentarse dos veces más cerca de un televisor de 4 pulgadas UHD.

Resolución de pantalla: ¿4K o HD?

La resolución describe la nitidez de la imagen de la televisión, generalmente en términos de líneas horizontales de píxeles. Son cada vez menos frecuentes en las tiendas y debemos evitarles, pero un conjunto de HD 1080p, también llamado Full HD, que tiene 1.080 líneas de resolución. Pero en esta etapa, y de cara a amortizar el equipo, lo suyo es evitar los 1080p también e ir por un Ultra HD, como el Phillips 6000 Smart de 58 pulgadas que os ofrecemos por sólo 514€.

Oferta TV
Oferta en Phillips Serie 6000 de 58 pulgadas 514€!

Esto se debe a que los fabricantes de televisores están cambiando rápidamente de televisores de alta definición a sistemas Ultra HD (también llamados 4K). Estos modelos 4K tienen cuatro veces el número de píxeles como las pantallas actuales de HDTV. Estamos hablando de 2.160 líneas horizontales, o 3840 x 2160 píxeles. El mayor beneficio de los televisores 4K es que los objetos pequeños en la pantalla tienen más detalles, incluyendo texto más nítido. En general, las imágenes parecen más ricas y más reales que en una televisión de alta definición, pero los beneficios pueden ser sutiles.

El video Ultra HD se ve genial, si puedes encontrarlo en la oferta de programas – no hay canales 4K de transmisión o cable y sólo un puñado de opciones de streaming disponibles hasta el momento (más notablemente, algunos programas de Netflix o algunos alquileres de Amazon. Con esas condiciones, los modelos de TV ultra-HD están suplantando a los HDTV convencionales.

Tasa de actualización: más rápido es mejor

La frecuencia de actualización, expresada en Hertz (Hz), describe cuántas veces por segundo se actualiza una imagen en la pantalla. La frecuencia de actualización estándar es 60 veces por segundo, o 60 Hz. Sin embargo, en las escenas con objetos que se mueven rápidamente, una frecuencia de actualización de 60 Hz puede hacer que las cosas se vean borrosas o nerviosas, sobre todo en HDTV LCD. Por lo tanto, para crear una imagen más sólida, se duplicó la frecuencia de actualización a 120 Hz (y en algunos casos hasta 240 Hz).

Dado que no hay muchas imágenes por segundo en el contenido de vídeo original, los televisores manejan las tasas de actualización más rápidas de diferentes maneras. Un método consiste simplemente en insertar imágenes negras entre las imágenes originales, engañando los ojos del espectador para ver una imagen menos borrosa y más sólida. Otra técnica consiste en generar e insertar nuevas imágenes, que muestren un estado de movimiento entre las dos imágenes adyacentes, para mostrar un movimiento más realista.

Hay que tener cuidado con términos como “tasa de actualización efectiva”, lo que significa que la velocidad de fotogramas real es la mitad de la velocidad indicada (por ejemplo, una “frecuencia de actualización efectiva de 120 Hz” es en realidad una frecuencia de actualización de 60 Hz). Otra argucia de los fabricantes.

No dejar pasar la oportunidad de ver nuestra sección de TVs. Siempre pensando que nuestro catálogo es una selección de precio y calidad, más aún que ya sabemos elegir TV para este 2019.

Cabe destacar que la elección no es fácil. Otras cuestiones como conexión Wi-Fi, obligatoria si queremos que el equipo nos dure más de dos años, y con una buena plataforma de Smart-TV, volveremos a juntar a la familia en el salón de casa. Eso sí, apaguemos los móviles.

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *