¿Qué aspectos tecnológicos que siempre nos han contado resulta que ahora son falsos?

Las leyendas son leyendas y siempre lo serán… y alrededor de la tecnología y sus usos hay miles de ellas y un sinfín de mitos que nos creemos a pies juntillas porque alguien nos lo ha contado o lo hemos leído en algún sitio, pero fundamento lo que se dice fundamento no tienen ninguno. Desde creencias populares que no siempre son ciertas hasta trucos falsos para hacer rendir mejor a nuestros dispositivos que nos hacen creer.

A continuación realizaremos una lista de mitos extendidos que seguro que tú has oído más de una vez o que, incluso realizas en la actualidad para hacer “rendir mejor” tu dispositivo o para decantarte por una marca y otro a la hora de comprar un producto.

¿Cuáles son los mitos de la tecnología?

Más calidad en las fotos si tu cámara tiene más megapíxeles. Es algo que nos han metido en la cabeza desde la irrupción en el mercado de las cámaras digitales y ha continuado con las llegada de los smartphones. Pero la realidad es que la calidad de las fotos no tiene que ver con un número superior de megapíxeles. Si bien es cierto que los megapíxeles tienen algo que ver con la resolución de la imagen, esto no significa que sea lo único que influya en que nuestras fotos sean de calidad, lo que realmente influye en esto es el tamaño del sensor.

Las barras al lado del nombre del operador telefónico son las que indican la cobertura. Seguro que más de una vez tu teléfono no te ha permitido llamar o la llamada era de una calidad pésima aun teniendo las rayitas de tu móvil al completo. Muy probablemente estés recibiendo una señal de alguna torre de telefonía próxima pero la realidad es que la señal está colapsada debido a la gran cantidad de usuarios conectados al mismo momento que la conexión es mala.

Conseguir una mayor cobertura levantando el brazo. ¿Quién no ha hecho esto alguna vez cuando la desesperación por conseguir conexión nos invade? Pues sentimos decirte que esto no sirve para nada. La señal es la señal, pongamos el brazo abajo o arriba. Otra cosa es que nos movamos y desplacemos andando unos metros, ahí la situación es distinta y la señal podría llegarnos con mayor intensidad.

Para ahorrar batería cierra todas las apps. Heredado de los ordenadores es una costumbre que solemos tener para evitar que nuestro dispositivo consuma más de la cuenta. Pero la realidad es que los móviles están diseñados para poner las aplicaciones en modo “reposo” cuando dejamos de usarlas y volvemos al menú principal de nuestro dispositivo. Ahora bien, sin embargo sí que será necesario forzar el cerrado de las apps cuando sintamos que nuestro dispositivo se ralentiza o calienta más de la cuenta.

Para que la batería dure más hay que dejarla que se agote. Una herencia más del pasado cuando las baterías de los móviles eran de níquel y sufrían el efecto memoria, deteriorando las baterías cuando las cargas que se realizaban no eran completas. Pero ahora, que están formadas por iones de litio esto ya se ha solucionado y además se recomienda que no se dejen descargar por completo.

Entra en Mactual para ver todos nuestros productos

Para acceder a otros artículos del blog

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *