Mayor potencia de las unidades Nytro SSD

seagate

Líderes en tecnología se asocian en estándares NVM Express

Disponer de un protocolo de almacenamiento en un centro de datos para  que se ejecute de manera óptima y de una interfaz de hardware que se haya desarrollado y ajustado para el protocolo como es el caso de SAS y SATA, es una gran ventaja competitiva y de seguridad.

SAS y SATA han perdurado en el tiempo como estándares de referencia para los centros de datos y por esa razón las unidades SSD empresariales eran compatibles inicialmente con estos dos protocolos.  El pero para estas soluciones es que suponían un coste de los niveles de traducción de comandos SAS y SATA, y un sobre esfuerzo para el ancho de banda que afectaba directamente al rendimiento de las aplicaciones y se ha hecho  necesaria una nueva combinación de un estándar de protocolo y una interfaz.

La combinación ideal

Para las unidades SSD, la combinación ideal de protocolo e interfaz no existía hasta hace menos de una década. Fue en ese momento cuando el estándar de la tecnología de memoria rápida no volátil (NVMe™, del inglés Non-Volatile Memory express) se asoció con la primera interfaz de interconexión rápida de componentes periféricos (PCIe, del inglés Peripheral Component Interconnect express) que apareció.

A día de hoy estas alternativas están liderando de forma colaborativa este nuevo y creciente mercado de las unidades SSD y Seagate participa en distintas unidades en la organización de estándares NVMe, NVM Express, Inc., tanto en el diseño como el desarrollo para la adopción de NVMe.

Beneficios del estándar NVMe

El estándar NVMe se basa en un enfoque fundamentalmente diferente, que está fomentando la forma en la que se están llevando a cabo las siguientes generaciones de productos. Su desarrollo va más allá de la definición de una interfaz desde una perspectiva de hardware y software.

NVMe es la primera especificación de interfaz en aprovechar la ventaja completa del potencial y los puntos fuertes de las unidades SSD. NVMe incorpora un controlador estándar para facilitar el uso y proporciona un ancho de banda elevado y un marco de trabajo de latencia baja para unidades SSD. El éxito de NVMe se debe fundamentalmente a la eliminación de los comandos de traducción que normalmente estarían en el controlador SATA o SSD. NVMe puede duplicar, y en ocasiones triplicar, los índices de producción secuencial mediante la eliminación de tiempos de procesamiento y la reducción de la canalización SATA o SAS.

Ahora que NVMe es compatible con una variedad de equipos, como servidores, dispositivos de almacenamiento empresarial, teléfonos móviles, etc., NVMe ha dejado su marca y ha llegado para quedarse.

Descubre el catálogo completo de soluciones de Seagate en nuestra web

¿Compartes? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *