El reto de las Smart Cities y la industria tecnológica

Samrt cities

Todas las grandes empresas de tecnología invierten actualmente en la Smart City o ciudad inteligente.

Según el marco de Smart Cities Council de Seattle una Smart City es aquella “ciudad que es capaz de utilizar las tecnologías de la información y comunicación con el fin de mejorar su habitabilidad, viabilidad y sostenibilidad».

Iniciativas

En las iniciativas pueden enmarcarse desde proyectos o productos nacidos del ámbito personal o privado como del sector público pero que tienen en común ser capaces de conectar por ejemplo, sucursales bancarias, edificios inteligentes, transporte público urbano o un conjunto de carreteras o sistema de hospitales y todo ello, de alguna manera, conectado a una red

SmartCities Proyectos

Hay cientos de proyectos activadores y aceleradores que pretenden avanzar en conseguir una ciudad inteligente, trabajos que hacen crecer industrias innovadoras y emergentes que serán en pocos años, si no lo está siendo ya, áreas comercial en expansión en pleno crecimiento donde las grandes corporaciones tecnológicas tienen mucho que decir.

Gran parte de estas empresas demuestran un interés particular en desarrollar nuevas tecnologías inteligentes que puedan apoyar y dar cobertura a los innumerables proyectos que se generan por todo el mundo y son conscientes de que tiene una gran oportunidad de ser suministradores de productos o servicios a estas ciudades inteligentes, más aún cuando cada vez más ciudades se plantean conseguir dar el paso para convertirse en una Smart City con lo que los negocio B2G ser una apuesta segura.

No sólo automóviles inteligentes

Solo en el campo más conocido, el de los automóviles inteligentes queda un enorme recorrido para conseguir una gestión dinámica del tráfico que necesitará millones de sensores situados en semáforos, pasos a nivel, cruces, etc. para ayudar a concretar con máxima exactitud un posicionamiento preciso o una determinada alteración meteorológica o información del medioambiente. Sumemos la necesidad de aplicaciones determinadas que puedan gestionar tanta información.

Millones de datos ofrecidos por una gran variedad de objetos conectados a una red de la que todos querremos información precisa e inmediata, es decir, un intercambio de información bidireccional

Nos queda un largo camino por recorrer y seguro que quedaremos admirados de grandes avances en una amplia diversidad de posibles proyectos en todos los campos: sistemas automatizados de lectura de medidores de agua, sensores para la Smart City, control de recursos hídricos, servicios geotécnicos, iluminación y movilidad, etc.

«Nuestro futuro radica en la habitabilidad, viabilidad y sostenibilidad de nuestras ciudades, las nuevas Smart Cities“. ( Bruno De Man , Director Ejecutivo en Smart Cities Council.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *